El “Foro de Abogados y Abogadas por la Justicia Social” (FAJUS), repudiamos y rechazamos, enfática y terminantemente, que el Tribunal Oral Federal N° 2, se atreva a comenzar el juicio en etapa de debate plenario contra la Ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, sin pruebas de cargo que avalen la instancia.

Semejante proceder, viciado de nulidad absoluta y manifiesta, ofende y vulnera los principios de debido proceso y defensa en juicio de la persona y de sus derechos que nuestra Constitución Nacional consagra y garantiza.

Significa también un desprecio supino por el Estado de Derecho, resultado de luchas históricas que jalonaron nuestra  evolución política, que habiendo roto las cadenas del coloniaje en 1810 y 1816 y, luego de atravesar turbulentos enfrentamientos con enemigos internos y externos de la República Democrática, consiguió ir legitimando el ejercicio del poder a través del voto popular, expresión de la soberanía de nuestro Pueblo erigido y organizado como Nación a partir de 1853.

Desde entonces, la ley Sáenz Peña, de voto secreto, universal y obligatorio, la Constitución de 1949, por señalar algunos hitos entre muchos otros, por los que se derramó sangre y sufrimientos de un Pueblo que los defendió y los sostuvo, fueron consolidando nuestro sistema normativo, incorporándole valores éticos y de las ciencias jurídicas, hasta convertirlo en cuerpos de legislación que pueden competir sin desmedro con los más adelantados de la tierra y que han recibido y reciben, desde la reforma constitucional de 1994, los contenidos de pactos y tratados internacionales en materia de derechos humanos que nos ponen a la cabeza del mundo civilizado en occidente.

¿Cómo puede tolerarse entonces que operadores o funcionarios proclives a inclinarse al poder político de turno, servidores de intereses sectoriales de las corporaciones, que manchan el decoro del organismo judicial al que pertenecen, atropellen la normativa procesal y constitucional para satisfacer sus mezquinas apetencias o protegerse de  miedos a ser expuestos, carpeteados o escrachados por la inescrupulosidad con la que extorsionan, presionan y aprietan los popes o jefes mafiosos de los multimedios en favor de los inmundos intereses que representan?

Les decimos que no. Defendemos la dignidad y la justicia, la decencia y el sentido común y exhortamos a nuestros colegas a adherirse a este repudio.

                                                                                                                              MORÓN, 19 de mayo de 2019.-