Una vez más el poder judicial ha dado muestras de su descomposición, luego que los hijos de un  detenido (Barreiro) le llevaron las pruebas al fiscal Stornelli de que un operador judicial (D’alessio) los estaba extorsionando pidiendo dinero en su nombre y Stornelli no introduce esa declaración en el expediente.

El hecho de corrupción está acreditado, pero los medios cómplices tratan de cuestionar al juez Ramos Padilla por detener al operador D’alessio.

Ese es el modus operandi de una pandilla periodística que postula la “post verdad” (MENTIRA).

Con el mismo criterio también hacen silencio con la detención ilegal de Amado Boudou.

Decimos ilegal no porque se nos ocurra, lo decimos porque se encuentra en abierta violación al código procesal penal nacional.

Boudou fue excarcelado, ni el defensor ni el imputado ni el ministerio público fiscal apeló la decisión, el art. 332 del CPPN no autoriza a nadie más.

La oficina anticorrupción con Laura Alonso (la que no es abogada) a la cabeza, dependiente del poder ejecutivo apeló la excarcelación, lo mismo hizo la  UIF.-

En consecuencia la cámara concedió el pedido del poder ejecutivo y de la UIF para encarcelar a un opositor.

Mientras tanto quienes predican la post verdad hacen silencio.

ES POR ESA RAZÓN QUE DESDE FAJUS ENVIAMOS NUESTRA SOLIDARIDAD AL COMPAÑERO AMADO Y A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS DE ESTE RÉGIMEN QUE AVASALLA EL ESTADO DE DERECHO VULNERANDO EL PRINCIPIO DE DEFENSA Y VIOLENTANDO LAS REGLAS DEL DEBIDO PROCESO .