Hoy que todos declaman la unidad, pero en realidad no la quieren, hoy que declaman por el empobrecimiento que la mayoría sufre, pero no quieren desterrar la pobreza, hoy que nos venden que somos un país pobre, pero ninguna empresa extranjera resuelve sus contratos con el Estado, hoy nos dicen que nuestra salvación es la inversión extranjera y le dan pingües de ganancias en intereses financieros, hoy que nos hablan del desarrollo del país y cancelan las inversiones en ciencias y tecnología; Cabe preguntarse … ¿alguna vez pensaremos en la Nación Argentina, entendiendo a ésta como el territorio y su pueblo?; ¿Cuál es el rédito si la deuda contraída solo sirve para el pago de los negociados, las exuberantes ganancias de los especuladores financieros y de los contratistas del Estado en la explotación de sus recursos naturales, descartando al pueblo en el comando de su economía?.

FLACO, CUANTO SE TE EXTRAÑA… vos que supiste revindicar al Estado como equilibrador de las pujas distributivas, vos que nos devolviste la posibilidad de vivir con dignidad, vos que mostraste que el Estado puede administrar bien y que la economía debe estar en manos de la voluntad popular, vos que le diste a este pueblo  la posibilidad de vivir mejor y de pensar que otro país es posible, vos que aún muerto nos impusiste la vuelta a la militancia después de tantos años, vos que refundaste el  tercer movimiento histórico, sos el estandarte para desterrar de una vez y para siempre el sistema neo-colonial y así,  hacer nacer una nueva y gloriosa Nación .-

Lo único que tenemos para vos es gratitud sincera y el compromiso de que tu obra no sea vilipendiada por esta banda de delincuentes. –

Querido compañero, hoy si tenemos algo para reprocharte es que fuiste un demócrata en una sociedad oligárquica, no desde el punto de vista económico sino, desde el punto de vista cultural; Sabemos que tu militancia no se transfiere y no pudiste ver más allá de tus propias realizaciones, la democratización de la justicia, el estado de bienestar, la consideración del ser humano en su dos etapas lábiles -la niñez y la vejez-,  y  tu lucha por la verdadera igualdad, que no es ante la ley  sino ante las posibilidades de desarrollo.  Por todo esto vos ya te ganaste un lugar en la historia de próceres más caros de nuestro país.

Nuestro más profundo reconocimiento para el COMPAÑERO, con mayúsculas, NESTOR CARLOS KIRCHNER.-

Foro de abogadas y abogados por la justicia Social.

FAJUS. –